lo más duro es conocer la verdad por uno mismo.

La felicidad, o el amor, no son simples fenómenos químicos de escasa duración, ... Quien pretende ingenuamente eludirlos, sólo logra alejarse de la felicidad, sólo encuentra pequeños placeres, cada día menos intensos y más frustrantes, porque, queramos o no, el paladar también se desgasta...

Muchos se sentirán felices y a gusto con sus prejuicios. Otros sentirán un fuerte impulso de plantearse preguntas inquietantes aunque esto les resulte perturbador..

A veces, cuando tienes miedo de algo lo único que quieres es hacer que desaparezca quieres que tu vida vuelva a ser como antes de descubrir que tenías miedo de algo, quieres levantar un muro, y vivir tu antigua vida detrás de él, pero nada sigue igual, no es tu antigua vida, es tu nueva vida rodeada por un muro..
Las cosas no vuelven a ser como antes, puedes esconderte o ir al fondo de aquello que te da miedo..