Estar condenado a tener siempre una butaca vacía. Eso es abandono.
Hoy la razón ha desaparecido por un rato..

Per la meva àvia


No tinc paraules per poder exposar el buit que em deixa la teva ausencia però em console la certesa que sempre estaras amb nosaltres, encara que no hi siguis...
No t´oblidarem mai.

Nunca entendí el resentimiento de los demás. Sigo sin entenderlo... ¿Acaso aquello fue una lucha de morales? Chorradas, mi vida es mia y mi voluntad también. ¿Qué pretendíais? ¿Ayudarme o ayudaros a vosotros mismos?
Me niego a ser nunca más zarandeada, yo creo mi destino.