Me quedo con lo mejor

FELIZ AÑO
Cada día disfruto más tocando el piano. Sé, que no debería, que debo centrarme en los aspectos técnicos, pero la música te lleva a lugares y momentos insospechados... Algunas veces te juega malas pasadas pero.. lo invade todo, es el aire que respiro, es mi inspiración y a la vez...

Hay gente de la que uno se olvida, sin más. Los olvidas y procuras que estén en el rincón más escondido de tu pensamiento, porque nos sentimos mal con ese recuerdo... Se adopta una postura inteligente pero... los recuerdos afloran en los momentos que uno tiene la guardia baja y ... ¿qué hacemos? Volver y volver a enterrarlos. Pero siempre salen.


Hoy me han dicho las notas.. bastante bien, lo curioso son las observaciones..
Quizá debería hacer caso y cumplir las reglas armónicas a la perfección... Una porquería! el camino siempre sería el mismo, la obra siempre encadenaría los mismos pasajes..
La música necesita chispa, si no trasmite, no será más que acordes sin importancia. En definitiva, la música es la voluptuosidad de la imaginación..


Te conozco..

.. siento
ASCO


Me di cuenta en el momento que vi tu mirada buscando mi cara.


¿Buscas piedad? Yo nunca te humillaría para concedertela

Echo de menos lo interesante que era mi vida cuando hacia las cosas sin pensar, ahora hay veces que apesar de lo que quiero hacer, mi razón me impide actuar. Vivimos presos en nosotros mismos.

De golpe me hice viejo, hablo con el espejo y no abro los cajones por no encontrar recuerdos..

Impermeable

Es increible como, llegado a determinado punto las cuestiones que antes tanto me afectaban, ahora no son más que momentos de extrañeza que ni siquiera llegan a molestarme. Esta falta de inquietud me fascina, aunque he de reconocer que me sobrecoge un poco..

reflejo..

“Esta noche dormí mejor. Las buenas acciones siempre me producen un raro bienestar. Por eso hago pocas: porque el bienestar es raro y me quita de escribir. Cuando soy felíz, odio escribir, que es lo que más me gusta. Se ve que no es posible ser feliz y hacer lo que a uno le gusta al mismo tiempo. Ésta es una contradicción que la filosofía no ha estudiado suficientemente. No sé quién decía que la gente suele triunfar en lo segundo para lo que está más capacitada, porque para triunfar en lo primero hay que alcanzar niveles de desgracia verdaderamente insuperables“.

Juan José Millás.