Desazón ¿Porqué vuelves?
¿Qué te desasosiega el ánimo ahora?
¿Acaso no habias asumido ya
todo tanto que era imposible turbarte?

Pero, ¿Cómo es posible que a estas alturas,
conociendonos ya, aún sigas ahí?
¿Cómo dudas después de todo lo vivido?
¿Acaso sigues sin aceptar el éxito?

Que soy incapaz de imaginar nada más bello,
incapaz de concebir algo tan pleno
como es una vida dotada de ese asombro
ante lo sospechado y no esperado.

Que cualquier divergencia fantaseada es inútil
porque esto es un hecho incuestionable
y es precisamente esta naturaleza tan inevitable,
la que dota toda nuestra vida de sentido.

0 comentarios: